top of page

COHERENCIA CEREBRO-CORAZÓN: EL SECRETO PARA PROSPERAR .



La forma en que piensas, actúas y sientes crea tu personalidad. Y tu personalidad crea tu realidad personal.

Si tus pensamientos pueden enfermarte, ¿es posible que tus pensamientos te puedan curar? La respuesta es ABSOLUTAMENTE SÍ.


Memoricé eso hace 3 años sin entender completamente lo que significaba. Pero mi intuición me decía que necesitaba saber más.


Lo que cité pertenece al Dr. Joe Dispenza, neurocientífico, profesor, conferencista y autor. He leído 2 de sus libros: “Rompiendo el hábito de ser uno mismo” y “Sobrenatural: gente corriente haciendo cosas extraordinarias”. Ambos libros deben leerse nuevamente cada cierto tiempo, para comprender cosas nuevas. Para mí, esto es como el Kybalion moderno.

Puedes echar un vistazo a los libros que menciono haciendo clic aquí.


Nuestra mente es extremadamente poderosa y es triste decir que maltratamos al órgano que la sostiene (el cerebro) de muchisimas formas, incluso, consideradas "normales". Por ejemplo, comer comida chatarra, consumir alcohol en exceso, comer en exceso, tener malos hábitos de sueño, pasar demasiado tiempo en las redes sociales, consumir información amarillista, etc.


Quien tenga el privilegio de conocer el trabajo del Dr. Dispenza y se tome el tiempo de leer y poner un poco de esfuerzo para entender lo que dice y practicar para lograr coherencia cerebro-corazón, tiene muchas posibilidades de volverse sobrenatural. Lo cual significa, tener la vida que quieres, vivir con buena salud, superar obstáculos y lograr lo que quieras y aprender lo que la vida quiere que aprendas y experimentes, pero no en el dolor y el sufrimiento, sino en la alegría y la inspiración. .


He estado aprendiendo y practicando su trabajo durante los últimos 3 años, y debo confesar que una de mis armas secretas para transformar mi vida fueron sus enseñanzas.


POR QUÉ NO TENEMOS COHERENCIA ENTRE EL CEREBRO Y EL CORAZÓN...

Simplemente porque no sabemos vivir. Sobrevivimos.

El estado de altos niveles de estrés es nuestro estado predeterminado, y cuando vivimos bajo constantes niveles altos de estrés, no solo nuestro cerebro está produciendo niveles excesivos de cortisol y adrenalina. Nuestro corazón también se acelera un poco constantemente. Incluso cuando estamos sentados sin hacer nada, eso puede estimular al corazón para que empiece a latir un poco más rápido.


Entonces, los altos niveles de estrés condicionan nuestro cerebro para vivir con altos niveles de cortisol y adrenalina.

Pero también, con el tiempo, las personas comienzan a condicionar sus corazones para correr todo el tiempo. Todo por este constante estado de desequilibrio. Lo que crea una incoherencia en el corazón, porque ya no late de forma rítmica.


Y la desintegración de la interferencia de esas frecuencias individuales disminuye la energía en el corazón.

Pero, ¿cómo te puede afectar eso? Según el Dr. Dispenza, afecta la forma en que nos sentimos.


Dejamos de confiar en nosotros mismos y también dejamos de confiar en nuestro futuro.



¿CÓMO CREAR COHERENCIA ENTRE EL CEREBRO Y EL CORAZÓN?

¿Adivina cómo? MEDITACIÓN.

Muchas personas tienen un concepto erróneo de la meditación. Piensan que tienen que convertirse en monjes para hacerlo. O dicen que no pueden dejar sus mentes "en blanco".

Todas estas creencias son absolutamente incorrectas.


Meditación significa:

"Familiarizarse con"

Por lo cual, cada vez que te sientas quieto, cierras los ojos y respiras con intención, lo que haces es familiarizarte con tus pensamientos y emociones.


¿Cuántos de nosotros fuimos criados con el hábito de familiarizarnos con nuestros pensamientos y emociones?

Apuesto a que tu respuesta es YO NO, ¿verdad? No te sientas mal. ¡Yo tampoco!

Pero es hora de aprender a crear coherencia para comenzar a vivir una vida en equilibrio, una vida en alegría, una vida con buena salud, una vida en la que puedes ser libre para establecer tus metas personales de acuerdo con tu idea personal de éxito.



UN CORAZÓN EN PAZ Y UN CEREBRO EN PAZ

Mi recomendación es comenzar siempre con meditaciones guiadas si nunca has meditado antes.

Cuando tenía 19 años, recuerdo que podía meditar sin ninguna guía. Pero luego me perdí en la matrix. Perdí mi centro con toda la información contaminante que dejamos entrar a medida que pasamos a la adultez. Entonces, ahora, la mayoría de las veces necesito una meditación guiada para ayudar a mi mente a observar mis pensamientos y no analizarlos o resolverlos.


Durante una meditación, cuando alcanzas ese estado de calma, esa sensación de hormigueo en todo tu cuerpo, es hora de darte permiso para traer emociones elevadas centradas en el corazón.


¿Qué son estas emociones?

  • Gratitud y aprecio

  • Sentirte agradecida/o

  • Sentir alegría por existir


NO VA A SER FÁCIL, PERO CONFÍA EN QUE REALMENTE SABES CÓMO HACERLO

La mayoría de nosotros estamos condicionados a tener UNA RAZÓN para estar agradecidos o sentir alegría.

Entonces, sin un evento externo que estimule una nueva emoción positiva, difícilmente nos sentiremos diferentes, ¿verdad?

Pero debes aprender a que te importe una mierda (así, tal cual, con esa intensidad!) tu entorno o lo que sea por lo que estés pasando.


¿Cuáles serían los primeros pasos para crear coherencia cerebro-corazón?

- Deja de alimentar tu cerebro con información que te altera.

- Deja de escuchar a gente que te dice que el mundo está condenado y que todo es horrible.

- Deja de escuchar y creerle a tus pensamientos negativos tóxicos.


Tratar de sentirse bien cuando en realidad te estás ahogando en problemas es extremadamente difícil.

Puede que te preguntes: ¿por qué debería estar agradecida/o? Estoy enferma/o, me estoy divorciando, estoy en bancarrota, me acaban de despedir, estoy luchando contra una adicción, etc. Por lo tanto, comprende que no funciona como magia simplemente diciendo "Estoy agradecida/o por X". Realmente tienes que SENTIRTE agradecido. Y para sentirte agradecida/o en un estado de dolor, tienes que familiarizarte con ese dolor. Debes dejarlo entrar y entender qué es lo que tu necesitas para trascender ese estado de dolor.


Estoy convencida de que el peor hábito que tiene la humanidad es evitar las emociones. No nos familiarizamos con ellas, porque existe el mito de que las emociones nos debilitan y no nos dejan alcanzar nuestras metas. Que las personas exitosas no lloran, son fuertes y audaces. Ahora bien, ¿qué es el éxito? ¡Ese es un gran tema para discutir en otra publicación de blog!


Desenmascaremos el mito y abracemos la verdad. Las emociones son parte del crecimiento. Si quieres ser una persona exitosa, si quieres alcanzar tus metas, si quieres ser abundante, rica/o y saludable, necesitas familiarizarte con tus emociones.


Quiero terminar el artículo de hoy diciéndote que he trabajado con personas a las que he podido ayudar a transformar sus vidas por completo. Y también he trabajado con personas que no han podido alcanzar sus objetivos. Y la razón por la que no pueden, es simplemente porque no quieren o tienen miedo de familiarizarse con ellos mismos.


Yo me alejé del cambio muchas veces, hasta que me familiaricé tanto con mis pensamientos, mis emociones, mis reacciones, mis palabras y mi forma de actuar, que un día dije: esto no es quien quiero ser. Y así, logré estar lista para cambiar y ser quien quería ser.


El cambio no es automático y requiere algo que va más allá del esfuerzo, y eso es amor propio.


Ámate tanto que seas capaz de sentir y abrazar el derecho a ser abrumadoramente feliz pase lo que pase, y verás cómo lo imposible se convierte en tu realidad.


¡No olvides sintonizar el episodio de esta semana de mi Podcast el viernes!


¡Mucho amor para ti!


Andie


7 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page