top of page

CONOCE POR QUÉ NO DEBERÍAS HACER AYUNO INTERMITENTE



Me encanta el ayuno intermitente (AI). Yo ayuno 16:8 de lunes a viernes y los fines de semana mantengo 12 horas entre mi última comida del día y la primera del día siguiente. He estado ayunando durante casi 2 años y es parte de mi vida. Ni siquiera lo pienso y es cero esfuerzo para mí vivir de esta manera, porque tiene sentido para mí. En general, mi requirimiento calorico es de 2 comidas muy completas al dia. A veces, cuando he estado sentada trabajando frente al computador muchas horas sin moverme, he necesitado solo 1. Lo cual es obvio, mi gasto energético ha sido muy bajo.


Y no siento ansiedad por comer por una razón muy importante. Además de comer mucha proteina y fibra, estoy constantemente muy hidratada y consumo muchas grasas saludables como palta, semillas de calabaza y frutos secos en las cantiades que necesito, además de suplementarme con Omega 3 de forma diaria, lo cual nutre mi cerebro de forma muy completa.


No tengo hambre antes de mi ventana para comer y si alguna vez la tengo, como, porque esta no es una dieta restrictiva a seguir. Para empezar, no es una dieta.


El ayuno intermitente ayudó mucho a regular mis hormonas y todo mi metabolismo. Como dije en el último video que grabé, necesitamos encontrar nuestra nutrición única, no podemos ser tratados como productos elaborados en serie, ¿verdad?


Tampoco puedo dejar de mencionar que, lograr saber cual es el requerimiento de alimentos que necesito, fue gracias a la práctica de Comer Consciente. Práctica que va muchisimo más allá de "comer de todo sin restricción" (lo cual es falso) y masticar harto y apagar el celular mientras comes. Eso es el DESDE.


Quien sabe de verdad, ha estudiado y practica Mindful Eating, no anda recomendando comer a destajo y obedecer tus señales de hambre, sin explicar como se logra reconocer esas señales reales y que entendemos por alimentos.


Pero lo que tiene sentido para mí, puede no tenerlo para ti. E incluso, puede hacerte sentir incómoda o enferma.


Entonces, por maravilloso que suene, el AI también puede ser muy peligroso si no estás bien informada y supervisada por un profesional calificado.

En mi caso, consulté con un médico antes de comenzar porque sufrí de ansiedad por comer, ansiedad por beber, depresión y altos niveles de estrés. Y en mis 20s padecí desordenes alimenticios, lo cual es tremendo antecedente.

Todos ellos, son factores que deben ser considerados antes de comenzar a ayunar. Y si me preguntas a mi, son derechamente impedimentos, según mi propia experiencia.


Veamos algunas consideraciones sobre el ayuno intermitente y los trastornos alimentarios:


  • Susceptibilidad individual: las personas con antecedentes de trastornos alimentarios, como anorexia nerviosa, bulimia nerviosa o trastorno por atracón, pueden ser más vulnerables a desarrollar patrones alimentarios desordenados o desencadenar conductas poco saludables cuando practican el ayuno intermitente. Los patrones alimentarios restrictivos, incluido el ayuno, pueden exacerbar o reavivar las tendencias alimentarias desordenadas.

  • Centrarse en la salud mental: los trastornos alimentarios son afecciones de salud mental complejas que requieren tratamiento y apoyo profesional. Si tienes antecedentes de un trastorno alimentario, es crucial priorizar tu salud mental y buscar orientación de profesionales de la salud, como terapeutas o dietistas registrados que se especializan en trastornos alimentarios, antes de considerar el ayuno intermitente.

  • Desencadenantes potenciales: el ayuno intermitente puede desencadenar o reforzar comportamientos restrictivos, pensamientos obsesivos sobre la comida o una sensación de control sobre la comida. Esto puede ser particularmente desafiante para las personas con antecedentes de trastornos alimentarios, ya que pueden ser más susceptibles a estos desencadenantes y tener dificultades para mantener una relación saludable con los alimentos.

  • Recuperación y equilibrio: la recuperación del trastorno alimentario generalmente implica establecer un enfoque equilibrado y flexible de los alimentos y la alimentación. El ayuno intermitente, con sus reglas y restricciones de tiempo específicas, puede interrumpir el progreso realizado en la recuperación y dificultar el desarrollo de una relación saludable y sostenible con los alimentos.


Lo preocupante, es que hay muchas mujeres que no sufren de bulimia o anorexia, como trastornos alimentarios porpiamented tales, pero sí tienen desordenes alimentarios.


Ejemplos de desordenes alimentarios son la alimentación restrictiva, los atracones de comida, las conductas de purga, el comer emocional, la insatisfacción con la imagen corporal, los pensamientos obsesivos sobre la comida, la culpa y la vergüenza alimentaria, entre otros. Estos no están clasificados como trastornos alimentarios completos; sin embargo, pueden tener un gran impacto en la salud y la calidad de vida de una persona.


Por eso siempre hablo de CONCIENCIA. Prestar atención a tus pensamientos te dirá si tienes una relación sana con tu comida y con tu cuerpo.


Y si descubres que tienes un diálogo interno negativo o realmente sufres de atracones de comida, busca ayuda antes de siquiera pensar en practicar el ayuno intermitente.


Créeme cuando te digo que lograrás tu peso saludable. Te curarás de la ansiedad por comer, los atracones y más. Pero debes ir un paso a la vez. Se amable y paciente contigo misma y confía en que eres lo suficientemente fuerte como para superar cualquier desafío que la vida te presente.


Siempre estoy aquí si tienes alguna pregunta sobre cómo abordar un trastorno alimentario o un trastorno alimentario. No soy terapeuta pero puedo empoderarte con mi experiencia y mi propia historia. Porque experimenté ambos, y me curé de ambos. Lo mínimo que puedo hacer es ayudar a otras mujeres a salir de ese infierno.


Espero que hayas disfrutado el artículo de hoy.


¡Un montón de amor para ti!


Andie


8 visualizaciones0 comentarios

Kommentare


bottom of page