top of page

MASA PARA PIZZA SIN GLUTEN



¡Lindo viernes!

Hoy tengo para ti nuestra receta favorita de masa de pizza. Por supuesto, no contiene gluten ni lácteos, y además es fácil y rápida de preparar.


Aquí en casa, tenemos una tradición llamada "Viernes de peliculas", lo que significa que todos los viernes por la tarde, los 5 pasamos un lindo momento en familia viendo una película que todos elegimos (después de una votación bien agitada, ¡jaja!) y comemos algo que consideramos delicioso.


Repito la expresión resaltada arriba ... "consideramos delicioso".

Uno de mis principios básicos para entrenar a mis coachees en eliminar la mentalidad de dieta, es la Nutrición Única.


Y para comprender qué es una nutrición única, necesitas descubrir si estás tomando tus decisiones guiada por tus deseos reales o influenciada por tu entorno.

Suena complicado, lo sé, pero Mindful Eating puede explicarlo mejor.

En la alimentación consciente, una de nuestras hambres más poderosas es el "HAMBRE DE LOS OJOS". Nuestros ojos quieren belleza, por lo cual, darle belleza a tus ojos es la manera de alimentar tu hambre de los ojos.


Ahora, piensa. Cuando ves una imagen fea de un plato de comida que un amigo tuyo publicó en las redes sociales piensas "que delicioso"?, o, inmediatamente dices "eso se ve asqueroso"?, a pesar de que la descripción de tu amigo dice "¡la mejor enchilada del mundo!". ¡Él te está diciendo que el plato estaba increíble! Pero tus ojos no fueron alimentados con la belleza que necesitan para sentirse SATISFECHOS.


En gran medida tendemos a encontrar "delicioso o deseable" lo que se nos ha presentado usando la belleza. Y la forma de lograr el objetivo de conquistar los ojos de todo un continente es... ¿adivina cómo?...

Con imágenes de alto impacto, como videos o fotografías. Estas te muestran alimentos extremandamente hermosos y perfectos y, también, imágenes de personas tan abrumadoramente felices, que no puedes esperar para probar esa comida que te ayudará a sentir esa felicidad!


Algunas compañías incluso te dicen que, si sostienes su envase de café caminando por la calle, te verás como un Ejecutivo, CEO o Empresario Exitoso, ¿no es así?

Es temendamente potente la forma en que se usa el poder del "hambre de los ojos".


¿Te haces una idea de cómo somos influenciados en nuestras elecciones de alimentos?


La belleza de la alimentación consciente es que te permite despejar tu mente de las influencias externas y te lleva a elegir los alimentos que realmente quieres comer.


El mercado ofrece lo que es RENTABLE, simplemente porque no manejan un negocio de consultoría nutricional, sino de venta de productos. Su objetivo es VENDER.

Sí, es cierto que hoy en día cada vez aparecen más marcas saludables, pero siempre recomiendo no confiar y llegar y comprar productos con los ojos vendados.


Cuando comprendas que el objetivo del mercado es vender, no cuidar tu salud, entenderás mi modjo que dice así: "No puedo ser una seguidora zombie de lo que sea que ofrezca el mercado, porque mi salud es prioridad para mí".


En el momento en que comprendes que tienes el poder de elegir qué comprar, comienzas a leer las etiquetas y comienzas a cuestionar lo que te ofrecen y lo que hay en esos productos.


Y, como consecuencia lógica, ejerces tu poder de decisión. Porque, hasta el día de hoy, ninguno de nosotros está decidiendo libremente lo que compra en las tiendas de alimentos. Somos dirigidos, lo queramos o no.


Dale una vuelta a esta info y, mientras tanto, escribiré mi próxima publicación relacionada con "la importancia de leer las etiquetas de los productos alimenticios".


Sobre la receta de hoy.

Cuando tuve que deshacerme del gluten, pensé que nunca volvería a disfrutar de una buena pizza. Pero resultó ser todo lo contrario. Y utilizando la sabiduría de la alimentación consciente, fui capaz de borrar formaciones mentales sobre "cómo debe verse y saber una pizza" y resulta que puedo hacer una pizza única, con ingredientes que ningún otro restaurante está usando y que me encantan!


Esta receta usa harina de avena integral (también puedes usar harina de trigo integral si no tienes intolerancia al glúten). La fibra presente en la harina de avena al ser integral, evita que tengas antojos de comer más y más sin parar ni tener limite, tal como me ocurría a mi (¡esta es una de las razones por las que tuve 12 kg de sobrepeso!).


Esto ocurre, básicamente, porque uno de los trabajos de la fibra en el cuerpo es mantener los niveles de glucosa más estables. Y, al estar más estable, se regula tu insulina. Y al regularse tu insulina, comienza a sanar tu metabolismo, que es el encargado de mantenerte en tu peso saludable y en un estado de salud general.


¡Ahora vamos con la receta!

 

Masa para pizza

2 bases de pizza medianas (16 porciones aprox.)

Tiempo total de preparación: 45 min

Necesitarás:

- una batidora de pie o un procesador de alimentos con el accesorio para amasar

- un rodillo/uslero

- papel pergamino


Ingredientes

5 tazas de harina de avena integral

2 cdtas de levadura en polvo (sin aluminio y sin gluten)

1/4 cdtas de sal marina

1/2 cdtas de ajo granulado (recuerda que no puede ser blanco, elige uno de buena calidad)

Pimienta negra al gusto

3/4 taza de agua tibia (caliéntala aproximadamente 1,30 minutos)

4 huevos

1/4 taza de aceite de oliva


Instrucciones

  • Precalentar el horno a 392°F.

  • Coloca todos los ingredientes en tu batidora o mezcladora.. Te recomiendo poner primero los ingredientes secos, solo mira la lista de ingredientes y notarás que están organizados por separado. Y a continuación, añade los húmedos.

  • Empieza a mezclar hasta obtener una masa uniforme. No puede quedar demasiado blanda, si necesitas agregar más harina, házlo 1 cucharada a la vez.

  • Una vez lista, toma la masa y forma una bola con las manos. Deja reposar durante 10 minutos. Mientras tanto, prepara tus ingredientes para el relleno (los que tu quieras según tu gusto personal y único).

  • Toma la masa y córtala en dos partes iguales.

  • Para extenderla, yo uso 2 pedazos de papel pergamino. Uno en la base y otro encima de la masa.

  • Primero, coloca una hoja de papel sobre la mesa. Pon la masa encima y aplánala con las manos formando un círculo. Luego, coloca el otro papel encima y extiénde la masa con un rodillo. La forma que le des depende de ti. A mí me gusta darle forma de rectángulo porque es más fácil que quepa en la bandeja del horno.

  • Repite el proceso con la otra bola de masa.

  • Llévala al horno manteniendo el papel en la base (evita que la masa se pegue en la bandeja del horno).

  • Hornear durante 15 minutos (o 20 minutos si la quieres un poco más crujiente).

  • Agrega la salsa de tomate y el queso y lleva nuevamente al horno por 8 minutos más.


¡Consejos de salud!

- Agrega tus hojas verdes favoritas para rellenar tu pizza. Esta es una excelente manera de reducir los peaks de glucosa.

- Si tienes resistencia a la insulina, recuerda beber tu agua con vinagre de sidra de manzana.

- Y lo más importante, recuerda masticar muy bien cada bocado. Libera todos los sabores para que disfrutes de esta deliciosa preparación.


Que disfrutes esta deliciosa pizza!


Andie


47 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page