top of page

Nutrición hormonal: la clave para una pérdida de peso saludable en mujeres



En un mundo dominado por las dietas de moda y soluciones rápidas, es hora de mover nuestro enfoque desde la pérdida de peso temporal hasta la salud a largo plazo. Al adoptar un enfoque revolucionario, la nutrición hormonal tiene como objetivo empoderarnos a nosotras, las mujeres, a comprender y optimizar el papel de las hormonas sexuales en el metabolismo a lo largo de varias etapas de la vida.


Creo que es lamentable que se haya utilizado incorrectamente la palabra DIETA. Una dieta es, en general, la combinación de alimentos que normalmente consume una grupo específico de personas u otros organismos. Pero hoy, cuando escuchamos la palabra "dieta", escuchamos: restricciones, ansiedad, promesas vacías y frustración. Simplemente porque las dietas de moda se han apoderado del término y le han dado mala fama. Y es exactamente por eso que siempre me oirás hablar y escribir en cada artículo que publico sobre "nutrición". Si queremos cambiar nuestra relación con la comida, necesitamos nuevos conceptos para crear una nueva mentalidad saludable.


Dicho esto, veamos por qué las dietas no funcionan y cómo la salud hormonal puede ser la clave para un control de peso sostenible.


La falacia de las dietas

El conteo de calorías y las dietas restrictivas pueden ofrecer resultados a corto plazo, pero a menudo no abordan los factores subyacentes que afectan el metabolismo de las mujeres.


Un estudio publicado en la revista Obesity Reviews destaca las limitaciones de las dietas convencionales, enfatizando la importancia de un enfoque holístico que considere el equilibrio hormonal.

En mi experiencia personal, luché toda mi vida sin entender por qué me resultaba tan difícil mantener mi peso saludable. Y aprender cómo funciona mi cuerpo me ayudó a eliminar la tonta idea de que estaba maldita, de alguna manera, ¡porque aparentemente subía peso solo con respirar!


Algunas cosas importantes a considerar para empezar a regular tu peso, o mejor dicho el exceso de almacenamiento de grasa, son:

  • tu salud hormonal

  • la existencia de alguna enfermedad crónica diagnosticada

  • tu salud intestinal

  • tu salud mental y emocional (el estrés eleva los niveles excesivos de cortisol que afectan tu salud hormonal)

  • Y por supuesto se debe revisar tu dieta actual, ya que la calidad de los alimentos que consumes también puede estar aumentando la inflamación crónica en tu cuerpo.


Apuesto a que nunca te han dicho que prestes atención a eso, ¿verdad?


Regulación hormonal y metabolismo

Nuestras hormonas sexuales desempeñan un papel fundamental en la regulación del metabolismo a lo largo de diferentes etapas de la vida, incluida la edad fértil, la perimenopausia y la menopausia. Hay una maravillosa investigación publicada en la National Library of Medicine que subraya la intrincada conexión entre las hormonas y los procesos metabólicos, específicamente la interacción entre la insulina y el estrógeno.

Hay dos autoras que me encantan y recomiendo encarecidamente que leas: la Dra. Mindy Pelz y la Dra. Gabrielle Lyon. Ellos nos enseñan lo que realmente sucede en nuestros cuerpos y la importancia de comprender que el metabolismo de las mujeres es otra cosa mariposa, por lo que no podemos seguir una nutrición tipo en la cual nos quieran hacer caber a la fuerza.


Comer para lograr armonía hormonal

Para aprovechar el poder de la nutrición hormonal, las mujeres deben ser conscientes de lo que comen durante cada etapa de su ciclo hormonal. Por ejemplo, durante la fase folicular, cuando los niveles de estrógeno aumentan, la incorporación de alimentos ricos en nutrientes, como verduras de hojas verdes, proteínas magras y cereales integrales, puede favorecer el metabolismo.

La razón principal por la que me encantó el libro Fast Like a Girl de la Dra. Pelz es porque ella creó nombres fáciles para seguir cada fase hormonal a lo largo del ciclo menstrual. He estado estudiando sus protocolos todo el año, he sido parte de su programa Resetters y de hecho vivo mi vida Fasting Like a Girl, para poder aplicar sus enseñanzas en mis programas de coaching.


¡Los resultados han sido fantásticos! Comencé la perimenopausia el año pasado (2023). En ese momento, me di cuenta de que el ayuno en realidad había dejado de ayudarme a regular mi metabolismo y, además, estaba empezando a experimentar horribles síntomas perimenopáusicos.

Antes de aplicar la nueva nutrición hormonal, mi período pasó de un ciclo de 31 días a un ciclo de 17 días. ¡Fue una locura! Después de 4 meses de ayuno y festín con enfoque hormonal, mi ciclo menstrual comenzó a autorregularse aumentando su duración: primero a 21 días, luego a 25 y hoy, enero de 2024, recuperé mi ciclo menstrual a 31 días. Me tomó 8 meses regular mis hormonas y lo hice comiendo los alimentos correctos en los momentos correctos y además haciendo ayunos profundos (hasta 36 horas) también en los momentos correctos.


Soy una mujer perimenopáusica de 43 años que duerme como un ángel, tengo pocos o ningún síntoma perimenopáusico y vivo con un metabolismo saludable que me permite mantener mi peso saludable y feliz.

Por eso, doy fe de que esto funciona. Y funciona porque no es una dieta de moda, sino que está basada en la ciencia. Ya que es así es como funciona nuestra biología femenina.


El ayuno y el festín son parte de nuestra nutrición

El ayuno intermitente, cuando se realiza estratégicamente, también puede desempeñar un papel en la optimización hormonal. Un estudio de Cell Metabolism sugiere que el ayuno intermitente puede influir positivamente en los niveles hormonales, contribuyendo a una mejor salud metabólica. Aprender cuándo ayunar y darse un festín en consonancia con las fluctuaciones hormonales puede cambiar las reglas del juego en el control del peso. El estrógeno y la progesterona tienen una reacción diferente cuando interactúan con las hormonas cortisol e insulina, y yo personalmente he experimentado cómo mi metabolismo se ha regulado solo al aprender a ayunar y hacer festín correctamente.


Ejercicio para la longevidad

Además de los ajustes en la dieta, el ejercicio físico eficaz es crucial para prevenir la pérdida de masa del músculo esquelético, especialmente durante la perimenopausia y la menopausia. Una revisión exhaustiva publicada por The Journals of Gerontology enfatiza la importancia del entrenamiento de resistencia para preservar la masa muscular y promover la longevidad en las mujeres.

Y esto es crucial para las mujeres mayores de 40 años. A medida que envejecemos, perdemos masa muscular fácilmente. Y la pérdida de masa muscular hace que tengamos más resistencia a la insulina (una de las muchas razones por las que las mujeres mayores de 40 años empiezan a ganar peso "sin razón aparente").


La era de las dietas de moda se está desvaneciendo, dejando espacio para una dieta más personalizada y sostenible, cuyo foco sea el control de peso a través de la nutrición hormonal para las mujeres. Y No quiero que te quedes atrás en el tren que te llevará a tu nutrición única y un estilo de vida saludable y creado para ti y por ti.


Al comprender la intrincada danza entre las hormonas sexuales y el metabolismo, las mujeres pueden tomar decisiones informadas sobre qué comer, cuándo ayunar y cómo hacer ejercicio para tener una salud óptima en cada etapa de la vida.

Di ¡Adiós! a la montaña rusa de las dietas y emprende un viaje hacia el bienestar permanente con el poder de la nutrición hormonal.



Espero que hayas disfrutado de este artículo.

¡Que tengas una maravillosa semana!








6 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page